Su coraza es de hormigón y cemento, pero sus entrañas albergan metros y metros de fibra óptica. El campus de Espinardo de la Universidad de Murcia acogió ayer la presentación del primer centro de datos ('Data Center') que KIO Networks ha levantado en Europa. La compañía mexicana ha invertido 28 millones de euros para dar el salto al Viejo Continente, colocando su primera pica en la Región, y continuar así con un plan de expansión que suma 13 campus tecnológicos y 32 centros de datos distribuidos por México, Panamá, Guatemala, República Dominicana y Estados Unidos.

El centro ofrece soluciones en el sector de las tecnologías de la información (TI) para empresas y administraciones, tales como almacenamiento seguro de aplicaciones, datos, correo electrónico, gestión de sistemas contables, recursos humanos, operaciones bancarias...

La compañía garantiza una disponibilidad de la información del 99%, es decir, que como máximo el sistema solo podría venirse abajo 8 minutos al año, y ello solo en caso de catástrofe. La seguridad es máxima porque las instalaciones tienen dos líneas eléctricas distintas para garantizar el suministro, grupos electrógenos con una autonomía de 4 días, paredes de aislamiento electromagnético, estructura antisísmica y un escáner que detecta las partículas de carbono seis horas antes de que aparezca el humo de un incendio.

Además, hay salas A y B con los equipos informáticos duplicados, funcionando al 50% para que, en caso de fallo, los datos automáticamente pasen de una sala a otra y no se pierdan. La compañía prevé rentabilizar su inversión en un horizonte de cinco años, cuando se complete su capacidad de entre 100 y 150 clientes.

En solo tres semanas de funcionamiento, la ocupación ronda el 30% y uno de los primeros 'clientes' ha sido la Comunidad Autónoma, que ha centralizado en estas instalaciones los 1.900 servidores de las diecisiete salas técnicas de la Administración regional. El consejero de Economía y Hacienda, Francisco Martínez Asensio, destacó que esto supondrá un ahorro de 1,3 a 1,5 millones de euros para las arcas regionales. «Todo irá más rápido y más seguro. Será una gran revolución que beneficiará a los ciudadanos a través de la administración electrónica y la simplificación de procedimientos».

También ha generado treinta puestos de trabajo, pero la previsión es llegar a cien empleos en caso de que las instalaciones alcancen el 100% de su capacidad de clientes y, con ello, de almacenamiento de datos.

El centro genera el 50% de la energía utilizando placas solares y el sistema 'free-cooling', con un suelo falso por el que corre el aire del exterior y que garantiza los rangos idóneos de temperatura (18º a 27º) y humedad (40% a 60%) para los equipos informáticos. El edificio de Espinardo es el tercero de España con la calificación 'Tier IV' por su diseño y construcción. Los otros dos se encuentran en Madrid y son propiedad de Telefónica y BBVA. Esta infraestructura vanguardista será todo un revulsivo para el Parque Científico, sobre todo para captar nuevos inversores, ya que actualmente existen 50 clientes potenciales que se han fijado en este centro de datos.

DataCenter_Kionerwork